SABORES DE LA INFANCIA


Esta mañana me he levantado con ganas de un buen desayuno. Un desayuno de los que ahora están muy de moda, de esos que llaman Brunch.


Seguía imaginándome el festín en mi cabeza cuando me vino un recuerdo de mi infancia, un sabor del que no me puedo olvidar y del que me encantaría volver a disfrutar.


Me vino a la mente los desayunos en una casa en la que teníamos una higuera. Mis padres hacían con sus higos un dulce de higo que no he vuelto a probar jamás.


Desayúnabamos todos juntos y untábamos en nuestros panes la deliciosa mermelada de higo que acompañábamos a su vez con queso. Era, como se dice en los tiempos de ahora, el maridaje perfecto.


Como veréis, el queso nos abre la puerta a todo un mundo de experiencias según con que alimentos lo acompañemos, como por ejemplo las mermeladas.


En mi caso, fue la combinación de dulce de higo y queso. ¿Cuál es vuestra combinación? ¿Os atrevéis con nuevas experiencias para recordarlas y quizá evocarlas en el tiempo? ¿Qué sabores con quesos os trasladan a vuestra infancia? ¿Queréis compartirlos?


Por cierto, dicen que higo y queso saben a beso😉

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo